¿Es recomendable usar colonias para mujeres de imitación?

En todo el mundo prácticamente existe una ley universal que dicta que si hay algo realmente bueno y de calidad en el mercado, debe existir una copia o intento de semejanza, el cual por su costo y la dudosa calidad de sus componentes, es considerada una imitación. Esto va desde la ropa, accesorios, calzado, joyería, y donde existe en abundancia: perfumería.

Cada perfume que sale al mercado automáticamente tiene su imitación que puede ser conseguida a mitad, o incluso a un costo más bajo en comparación con su contraparte original, esto se ha convertido en una opción para aquellos que buscan economizar con las colonias mujer, ¿pero realmente es buena idea ahorrar dinero comprando la imitación en vez del original?

Diferencia entre el original y la copia

Es muy atrayente la idea de comprar un perfume prestigioso, o por lo menos su imitación a un bajo costo, comparado con la gran inversión que se debe hacer para adquirir el original, pero primero, se debe analizar qué es lo mejor.

Para comenzar, desde experiencias particulares, muchas personas que han comprado alguna imitación y que han comprobado la calidad del original alguna vez, afirman que, aunque la imitación parece tener el mismo aroma que el producto original, después de una o dos horas se ve claramente la diferencia cuando la fragancia de la imitación desaparece cuando el olor del original prevalece más de dos horas, durante todo el día, y hasta el día siguiente si es que no se toma una ducha.

Componentes de un perfume

La ciencia detrás del perfume, indica que existe una pirámide olfativa dividida en tres partes: La nota de salida, el cuerpo y el fondo. Cada una se experimenta en un momento diferente cuando se usa una colonia. La nota de salida es la fragancia inicial al momento se usar el perfume, el cuerpo es el olor que está presente siempre y durante el día; y finalmente el fondo, que es el aroma que se siente al final del día o cuando se toma una ducha.

Tomando esto en cuenta, se puede decir que la imitación casi siempre lleva por estructura solo una nota de salida y un cuerpo poco duradero comparándolo con la duración del original, esto debido a que la calidad de materiales usados es diferente, siendo muy difícil encontrar una imitación que llegue a tener los tres componentes.

Lo barato puede salir caro

Desde un punto de vista general, casi siempre es mejor optar por una marca que por un nombre poco conocido, por la razón de que las marcas están certificadas en salud, en cambio existen imitaciones que son vendidas sin poseer ese certificado; en el peor de los casos estas pueden generar reacciones negativas en la piel.

En algunos casos es posible encontrar lo bueno, bonito y barato, pero en el caso de los perfumes, es preferible invertir en una marca que en una copia, pues es más lo que se pierde que lo que se gana comprando la imitación.

mayo 23, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *